Comprar una finca por el estudio de un Zahorí

Hace poco recibimos una llamada que ha hecho que volvamos a escribir sobre cómo busca agua subterránea un zahorí, y es más habitual de lo que puedas imaginar

Consejos para encontrar agua subterránea al comrpar una finca

En artículos anteriores hemos hablado acerca de lo aconsejable que es realizar un estudio previo para ver si la finca que queremos comprar dispone de agua subterránea suficiente para nuestras necesidades, dado que si la finca no tiene agua suficiente su valor será muy bajo, de poco nos va servir y será una inversión fallida o un dinero malgastado.

Los estudios que hacemos en Buscar Agua Subterránea valoran las posibilidades de encontrar agua en la finca, el tipo de obra a realizar y su coste. De esta forma, antes de comprarla, un cliente nuestro podrá saber qué riesgo corre y qué inversión tendrá que realizar para dotar de agua a su nueva finca.

Consecuencias de confiar en un zahorí al buscar agua subterránea

buscar-agua-subterranea-zahori

Hasta aquí todo es como siempre hemos comentado, pero hoy llamó una persona a la empresa totalmente hundida —no es el primero por el mismo caso— pidiendo ayuda ya que, tras su fe ciega en un zahorí, ha comprado una finca, ha contratado el proyecto para los permisos para realizar el pozo e hizo un sondeo que da en torno 500 l/día, insuficiente para el planteamiento que quería darle. En resumen, ha gastado una gran cantidad de dinero y lamentablemente no tiene nada.

Nuestras reflexiones son las siguientes…

Con todo el respeto hacia los zahories, hay gente que estudia muchos años Hidrogeología y fiarse únicamente de la capacidad extrasensorial de un zahorí sin contrastarlo con profesionales técnicos es una locura. Obviamente, cada uno puedo hacer lo que quiera, pero no deja de llamarnos la atención a nosotros que tenemos una cualificación fuera de toda duda y somos una de las empresas de este país con mayor número de herramientas especializadas para buscar agua subterránea usando casi cualquier método científico existente hoy día.

En el caso concreto de este hombre, dadas las formaciones geológicas existentes en su finca, los técnicos especializados sabemos que lo habitual en ese material son sondeos de 500-1000 l/día y excepcionalmente estos caudales son un poco mayores si están muy bien emplazados los sondeos. Cualquier hidrogeólogo un poco experimentado podría haberle adelantado lo ocurrido y se habría ahorrado el pago de la finca, del proyecto y el sondeo.

Ahora, que cada uno saque sus propias conclusiones.