Planificación para captación de aguas subterráneas (I)

La comunidad de regantes es una opción de lo más acertada a la hora de aprovechar los acuíferos de una determinada zona de cultivo de nuestro país

Comunidades de regantes (I)

La importancia de una buena planificación a la hora de perforar nuevos pozos para captación de aguas subterráneas

buscar-agua-subterranea-comunidad-regantes

Para quien no conozca esta opción, se trata de un grupo de personas que se unen para obtener agua del subsuelo o de embalses. De esta forma, en vez de que cada persona haga su pozo, se une un grupo de personas y hacen pozos más profundos y de mayor diámetro. Evidentemente, estos sondeos permiten obtener grandes caudales. Posteriormente, se hace un reparto del agua mediante tuberías y contadores que llegan a todas las parcelas de la comunidad.

Como ya habrás podido adivinar, esta opción es mucho más barata que hacer cada uno su pozo y, además, si una persona tuviera que hacer un pozo de 500 metros o 1000 metros para llegar al acuífero más importante, por si solo no podría, ya que no rentabilizaría la inversión nunca. Sin embargo,  para la comunidad de regantes sería peccata minuta.

Otro problema es que una persona por si sola al realizar pozos de menor profundidad, estos son siempre más vulnerables en momentos de sequía que los potentes y profundos sondeos de las comunidades de regantes. En definitiva, las comunidades de regantes teniendo pequeñas aportaciones de todos sus miembros generan un musculo difícil de igualar. La unión hace la fuerza y en las aguas subterráneas también sirve este refrán.

Es una pena que no haya más comunidades de regantes en nuestro país, ya que es la mejor opción tanto técnica, económica y de sostenibilidad de los acuíferos, debido a que se tiene el conocimiento hidrogeológico de la cuenca, al ser una misma organización la que controla la explotación de aguas subterráneas.