El zahorí busca agua, explicación científica (II)

En el artículo anterior hablamos de los zahoríes y de cómo sus varillas y otros objetos se mueven por muchos motivos pero que no se tiene muy claro cuáles son

El zahorí busca agua, explicación científica (II)

buscar-agua-subterranea-zahori

El motivo por el que nadie sabe qué hace que un zahorí encuentre agua subterránea como lo hace nos ha hecho pensar una posible justificación científica a la radiestesia, que evidentemente habría que corroborar de forma científica.

Os ponemos en antecedentes de la forma más simple que podamos: cuando en nuestra empresa —Buscar Agua— tratamos de localizar agua subterránea en granito hay que detectar fracturas en el mismo que es por donde va el agua, las cuales podemos diferencia porque éstas conducen mejor la corriente eléctrica que el granito y, por lo tanto, asociadas a ellas existen unos campos electromagnéticos más fuertes que somos capaces de medir al llevar una antena y equipo diseñado para ello.

Pues bien, ¿y si alguien fuera capaz de detectar esos campos sin necesidad de equipo y haciendo que su cuerpo fuese la antena? Es bien sabido que hay animales que pueden percibir campos electromagnéticos y magnéticos, ¿por lo que también podría haber personas —muy pocas— que pudieran detectarlos?. Si eso fuese así, lo que sí podemos asegurar es que de los zahoríes existentes menos de un 1% podría tener este don.

En definitiva, la explicación sería que el zahorí cuando pasa por una zona de fractura detecta un mayor campo electromagnético, lo que inconscientemente le haría mover las varas. Esta enrevesada explicación es la única que tras bastantes años se nos ha podido ocurrir para dar algo de luz científica a este tema.

En cualquier caso, y como siempre desde el máximo respeto al milenario zahorí,  en Buscar Agua seguimos prefiriendo llevar un equipo de prospección de reconocido prestigio internacional a la hora de tener que marcar un pozo en una finca.