Cómo buscar agua subterránea científicamente

Mucho hemos hablado en otros artículos sobre la forma de buscar aguas subterráneas de forma científica, proceso que requiere de formación y experiencia en la utilización de una serie de técnicas geofísicas que nos permitan conocer lo que hay en el subsuelo sin necesidad de excavar o perforar

Habitualmente el objetivo no es solo el de localizar el agua subterránea, sino el de localizar la formación objetivo. Esta formación será la más favorable para encontrar un mayor caudal y reservas de aguas subterráneas.

En el ejemplo que exponemos a continuación, la formación objetivo era una formación de cuarcitas y areniscas, la cual posee unas características geofísicas determinadas que nos permitió definirla mediante diferentes técnicas de investigación. Se utilizaron técnicas geofísicas tales como la Tomografía Electromagnética (VLF), los Sondeos Electromagnéticos en el Dominio del Tiempo (SEDT) y Prospección Magnética en su modalidad 2D y 3D.

Cómo buscar agua subterránea científicamente

En las imágenes mostramos una serie de los resultados obtenidos, insistiendo en que el objetivo era la localización de la formación de cuarcitas y areniscas, formación más permeable de la zona de estudio.

Los adelantos que se han producido en los últimos años en las herramientas de caracterización del subsuelo nos permiten incluso obtener imágenes 3D de las formaciones, lo que ayuda a la comprensión hidrogeológica de la finca en cuestión y a seleccionar el mejor punto y profundidad para realizar la perforación.

Comentar que, mediante este estudio el cliente compró una finca por recomendación nuestra, dado que en la suya no había posibilidades; es más, él ya había realizado varios pozos con nefastos resultados en su propiedad. A modo de curiosidad, hemos incluido también en este artículo los videos de la perforación realizada tras el estudio, siempre gusta ver sondeos cuando sale agua de ellos.